Skip to main content
SALUD DEL POLINIZADOR

El dúo perfecto de la naturaleza

Cuando los almendros florecen, las abejas obtienen su primera fuente de alimento del nutritivo polen de nuestros huertos. Si bien las abejas solo están con nosotros durante dos meses del año mientras polinizan el cultivo, trabajamos para mantener su salud durante los doce meses.

Hemos liderado esfuerzos de investigación sobre la salud de las abejas desde 1995, para que los productores puedan proporcionar con confianza hábitats seguros que les permitan salir más fuertes para polinizar otros cultivos. En colaboración con socios más allá de nuestra industria, nuestras Mejores prácticas de gestión de abejas melíferas sirven como guía para toda la agricultura para proteger la salud de los polinizadores en la finca.

Es más, estamos trabajando con otros para resolver el complejo conjunto de desafíos que enfrentan las abejas porque sabemos que si nos asociamos, podemos encontrar soluciones reales. Porque sin abejas, no habría almendras.

Los almendros necesitan polinización cruzada, y las abejas melíferas ayudan a trasladar el polen de un árbol a otro, asentando el cultivo.

 

Las colmenas de abejas siempre dejan los huertos de almendras más fuertes que cuando llegaron porque, con compuestos naturales como la amigdalina, el polen de almendras es muy nutritivo para las abejas y es su primera fuente de alimento natural del año.1,2

Las abejas y las almendras

Socios en la polinización.

Entre febrero y marzo de cada año, los brotes del almendro estallan en hermosas flores de color rosa claro y blanco en preparación para la polinización. Cuando los árboles florecen, las abejas melíferas buscan polen y néctar en el huerto. Las abejas se mueven de un árbol a otro, polinizando las flores de los almendros a lo largo del camino. Cada flor fertilizada se convertirá en una almendra. Después de los almendros, los apicultores llevan sus abejas melíferas a diferentes lugares de los Estados Unidos, donde polinizan más de 90 otros cultivos y producen miel.

Si bien las abejas son esenciales para cultivar almendras, las abejas también salen beneficiadas. Los huertos de almendros ayudan a fortalecer las colmenas de abejas de la siguiente manera: 1,2,3

  • Los huertos de almendros proporcionan a las abejas melíferas su primera fuente natural de alimento cada primavera.
  • Al igual que las almendras son un snack nutritivo para nosotros, el polen de almendras es muy nutritivo para las abejas melíferas, ya que proporciona los diez aminoácidos que requiere su dieta.
  • El néctar de la flor de almendro contiene un compuesto natural, la amigdalina, que reduce los virus y los parásitos intestinales que atacan a las abejas.
  • Las colmenas de abejas melíferas habitualmente se van más fuertes después de su visita durante la floración de los almendros.
  • Luego, los apicultores pueden dividir muchas de las colmenas para hacer crecer sus apiarios.
Salud de las abejas melíferas en números

  •  
  • El 33 % de nuestra producción global de alimentos depende de polinizadores.
  • Noventa cultivos estadounidenses polinizados por abejas melíferas comerciales cada año.
  • Más de 125 proyectos de investigación de salud de las abejas melíferas financiados por el Consejo de Almendras hasta la fecha.
  • 1995: el año en que creamos el Grupo de trabajo de salud de las abejas melíferas para financiar específicamente la investigación para mejorar la salud de las abejas.
  •  
  •  

Comprometidos con la salud.

Diversos factores han llevado a una disminución ampliamente documentada y preocupante en la salud de las abejas melíferas, incluidas las actividades asociadas tanto con la apicultura como con la producción de cultivos, poniendo en peligro muchos de los alimentos con los que contamos para un suministro de alimentos estable y nutritivo. Si bien la cantidad total de colmenas de abejas melíferas en los EE. UU. se ha mantenido estable durante los últimos 20 años,(4) los apicultores experimentan pérdidas significativas de colmenas durante la temporada y deben esforzarse por mantener sus colmenas saludables.

Es por eso que hemos liderado esfuerzos de investigación sobre la salud de las abejas desde 1995, colaborando con las principales universidades, investigadores y organizaciones sin fines de lucro para resolver los desafíos que enfrentan las abejas. Si bien son complejos, (como los ácaros varroa, otras plagas y enfermedades, la falta de recursos florales, la diversidad genética limitada y la exposición a pesticidas) sabemos que si nos asociamos podemos encontrar una solución real.

 

FACTORES QUE AFECTAN A LAS ABEJAS MELÍFERAS LO QUE ESTAMOS HACIENDO
ÁCAROS VARROA Investigar las opciones de tratamiento y orientar a los apicultores para tratar esta devastadora plaga.
OTRAS PLAGAS Y ENFERMEDADES Poner en marcha equipos de transferencia tecnológica que trabajan con apicultores para supervisar las colmenas y asesorar sobre el tratamiento de plagas y enfermedades.
FALTA DE DIVERSIDAD GENÉTICA Financiar a los investigadores para que traigan material genético nuevo y extranjero a los EE. UU. y lo pongan a disposición de los apicultores para mejorar las crías.
EXPOSICIÓN A PESTICIDAS Comprender si los materiales de control de plagas necesarios para proteger el cultivo de almendras durante la polinización afectan a las abejas y cómo minimizar los impactos.
FALTA DE FORRAJE Y NUTRICIÓN Comprender los beneficios y las prácticas de gestión para el forraje complementario de las abejas y apoyar la distribución de semillas de plantas en floración.

Financiando más investigaciones sobre la salud de las abejas que cualquier otro grupo de cultivos,5 el apoyo de la comunidad de almendras de California a más de 125 proyectos de investigación ayuda a los productores a proporcionar a los polinizadores hábitats seguros en sus huertos con confianza.

Con base en esa investigación y en colaboración con universidades, agencias gubernamentales y organizaciones sin fines de lucro, nuestras Mejores prácticas de gestión (Best Management Practices, BMP) de las abejas melíferas sirven como guía para toda la agricultura para proteger la salud de los polinizadores en la finca. Estas pautas ofrecen recomendaciones que van desde cómo hacer del huerto un lugar seguro y acogedor para las abejas melíferas hasta cómo tratar las plagas y las enfermedades sin dañar a las abejas.

La industria de las almendras realmente ha demostrado ser líder en la salud de los polinizadores. Desde el lanzamiento de la Coalición de Polinizadores de California hasta el reconocimiento con el Premio a la Sostenibilidad de la Campaña Norteamericana de Protección de los Polinizadores, los productores de almendras también están trabajando sobre el terreno.
Laurie Davies Adams, presidenta y directora ejecutiva de Pollinator Partnership

Promoción de la biodiversidad.

Sobre la base de estos esfuerzos, la comunidad de almendras de California lanzó un Plan de protección de polinizadores de cinco puntos en 2020 que describe las iniciativas en curso que refuerzan aún más la salud de los polinizadores. Creado y financiado por ABC como resultado, el nuevo programa Bee+ Scholarship otorga subvenciones a los productores para ayudar a compensar los costos asociados con la plantación de cultivos de cobertura en flor, una fuente importante de nutrición complementaria para las abejas melíferas y el hábitat para todos los polinizadores.

En abril de 2021, ABC lideró el desarrollo y lanzamiento de la Coalición de Polinizadores de California con el Departamento de Alimentación y Agricultura de California y la asociación internacional sin fines de lucro, Pollinator Partnership. La coalición está formada por un grupo diverso de organizaciones agrícolas y ambientales, que representan la gran mayoría de las tierras de cultivo y de pastoreo de California, con el objetivo compartido de proporcionar un hábitat mejorado para los polinizadores. La coalición y sus miembros se han comprometido a aumentar el hábitat de los polinizadores en las tierras de trabajo, así como a promover la investigación y hacer un seguimiento de su progreso hacia hábitats saludables y abundantes.

Aunque acaba de comenzar su labor, la coalición continúa reclutando socios que comprenden la urgencia y comparten el objetivo común de apoyar tanto la salud de los polinizadores como la agricultura.

Huertos amigables con las abejas.

Trabajando con el Proyecto Apis m., Pollinator Partnership y otros, el Consejo de Almendras alienta a los productores de almendras a plantar hábitats de polinizadores cerca o dentro de sus huertos como fuentes de alimentos adicionales para las abejas melíferas antes y después de la floración de los almendros. Estos cultivos de cobertura en flor favorecen la salud de las abejas melíferas y proporcionan fuentes de alimentos para los polinizadores autóctonos. Además, también pueden mejorar el secuestro de carbono, la salud del suelo, la infiltración de agua y más.

Continuado en 2021, ABC distribuyó otras 100 becas para productores que compensaron el costo de las semillas de flores silvestres a través del programa “Seeds for Bees” (Semillas para las abejas) del Proyecto Apis m.’s y la certificación “Bee Friendly Farming” (Agricultura amigable con las abejas) a través de Pollinator Partnership. En total, esto ha permitido que 200 fincas mejoren los hábitats locales y la biodiversidad.

Desde su creación en 2013, “Seeds for Bees” (Semillas para las abejas) ha ayudado a los productores de almendras a agregar hábitat polinizador a más de 38 445 hectáreas de huertos de almendras.6

Otro componente de la Bee+ Scholarship alienta la participación de los productores en el programa “Bee Friendly Farming” (Agricultura amigable con las abejas) de Pollinator Partnership. Hasta la fecha, 44 515 hectáreas de almendras han recibido la certificación “Bee Friendly” (Amigable con las abejas), lo que significa que los productores están protegiendo activamente a las poblaciones de polinizadores mediante la implementación de cambios positivos y graduales en la finca.

¿Cuál es el rumor sobre los pastos para abejas?

PDF
Enfoque en: Salud de las abejas
PDF
Comprometidos con la salud de las abejas melíferas
PDF
Explicación sobre los pastos para abejas

  1.  
  2. JP Tauber, et al. Efectos de la amigdalina a nivel de colonia en las abejas y sus microbios. Insectos. 2020.
  3. Ramesh Sagili, Universidad Estatal de Oregón, Departamento de Horticultura.
  4. JP Tauber, et al. Efectos de la amigdalina a nivel de colonia en las abejas y sus microbios. Insectos. 2020.
  5. USDA-NASS. Informe de producción de abejas melíferas. 2000–2019.
  6. Gene Brandi. Vicepresidente de la Federación Americana de Apicultura.
  7. Billy Synk. Director de Servicios de Polinización. Proyecto Apis m. Noviembre de 2020. Representa las plantaciones totales desde 2013 hasta el presente.